Compartir

Carnaval de Negros y Blancos de Pasto 2015

Download PDF

Carnaval de Negros y Blancos de Pasto 2015

En 2009, en una reunión llevada a cabo en Abu Dabi, en los Emiratos Árabes Unidos, la UNESCO proclamó el Carnaval de Negros y Blancos de Pasto, Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad.

Los orígenes del Carnaval de Negros y Blancos de Pasto se remontan a un acontecimiento acaecido en Popayán, ciudad con numerosos esclavos traídos de África para trabajar en las minas. Estos siervos, en compensación por el extenuante trabajo en las explotaciones mineras, pidieron al rey de España un día “libre de verdad” al año. Corría el siglo XVII. Una mañana, entre los muchos documentos llegados de España en el “cajón” que habitualmente los contenía y que había tenido que cruzar el mar y continuar viaje a lomo de mula por los Andes hasta Popayán, llegó la respuesta del rey a la solicitud de los negros. El monarca acogía “muy fraternalmente” la solicitud de los negros esclavos y señalaba el 5 de enero como día libre para ellos, víspera de la fiesta de los Reyes Magos, y como homenaje especial al rey negro.

Los negros enloquecieron de alegría, y el 5 de enero salieron a la calle vestidos de colores, haciendo sonar sus tambores de forma estridente, y con carbones en las manos con los que tiznaban a todos los que encontraban a su paso. Querían que los nobles habitantes de Popayán fueran negros, como ellos, por un día. La orden real fue acatada, pero los señores de la ciudad fueron poniendo inconvenientes cada vez mayores a los negros para llevar a cabo su celebración y la fiesta fue languideciendo poco a poco.

Afortunadamente, gracias a transportistas y comerciantes, la fiesta fue trasladada a Pasto, donde tuvo una gran acogida. Lo paradójico es que en Pasto no había casi negros, lo cual no fue óbice para que los pastusos, con entusiasmo, hicieran suya esta fiesta de la fraternidad.

Se trata de un gran acontecimiento festivo que se celebra todos los años, entre el 28 de diciembre y el 6 de enero. El primer día del carnaval está dedicado al agua. Las calles y las casas se purifican bajo torrentes de agua. El 31 de diciembre tiene lugar el Desfile de los Años Viejos, muñecos de trapo y paja, que se queman al finalizar el día. El 5 y 6 de enero son los días de máximo esplendor del carnaval. El primero de estos días, todo el mundo se pinta el rostro de negro; y el segundo, de blanco.

El Carnaval de Negros y Blancos, como dice la UNESCO, “es un período de convivencia intensa en el que los hogares se convierten en talleres colectivos para la presentación y transmisión de las artes carnavalescas y en el que personas de todas las clases sociales se encuentran para expresar sus visiones de la vida”.

En 2015 lo más destacado del programa ha sido lo siguiente.

Domingo 28 de diciembre. Arcos iris en el asfalto : el carnaval puso a disposición de grandes y pequeños la calle de El Colorado para que se pudiera pintar y dibujar sobre ella, dando rienda suelta a la imaginación.

Lunes 29 de diciembre. El público pudo asistir a un concierto, marcado por la añoranza, con música romántica de los años 60 y 70.

2015-01-09_11-22-31Martes 30 de diciembre. La plaza de Nariño fue el escenario de una serenata dedicada a la ciudad de Pasto.
La ejecución estuvo a cargo de varios tríos musicales, de diferentes procedencias.

Miércoles 31 de diciembre. Fue el desfile de Años Viejos, muñecos hechos con trapos viejos, serrín y papel, que representan personajes de la vida pública o de situaciones sociales, siempre en clave humorística o irónica. Los portaban pequeñas carrozas.

2015-01-09_11-16-32

A medianoche todos fueron quemados, como manda la tradición.

El último día del año también fue testigo del acostumbrado desfile de carros antiguos.

Viernes 2 de enero. Ofrenda a la Virgen de La Mercedes, venerada imagen, considerada como la generala de la ciudad, a partir de una disposición del Cabildo de Pasto del 10 de abril de 1815.2015-01-09_11-15-07

Sábado 3 de enero. Día que protagonizó el Carnavalito : desfile de comparsas infantiles amenizado con flautas dulces y tambores. Una delicia para los más pequeños y uno de los actos más entrañables del Carnaval de Negros y Blancos.

Domingo 4 de enero. Día en el que se recordó,con decenas de estampas en vivo y murgas, la llegada a Pasto de una variopinta familia campesina procedente de El Encanto, el 4 de enero de 1928. Iba camino del cercano santuario de Las Lajas y traía consigo no solo maletas y baúles, sino todo tipo de cachivaches, animales, ollas para cocinar, alimentos de todo tipo y una abuela extravagante. Más de mil personas participaron en el desfile.

Lunes 5 de enero. Día de Negros. Se conmemoró el día libre otorgado a los esclavos negros en tiempos de la Colonia. Todo el mundo se pintó de negro. La reina del carnaval recorrió la ciudad en una caravana repartiendo cosméticos e invitando a participar en la fiesta.

 

Martes 6 de enero. Día de Blancos. Todos los participantes en las fiestas se pintaron de blanco con talco o cosméticos. Como gran acontecimiento, el Gran Desfile de 7 km de largo con carrozas y comparsas pletóricas de un destacado oficio artesanal y una desbordante imaginación.

 

 

 

 

 

 

La edición de 2015 del Carnaval de Negros y Blancos ha sido todo un éxito. Desde ahora mismo los responsables de esta fiesta popular han comenzado a trabajar para la próxima convocatoria. Les desamos suerte.

2015 lo más destacado del programa ha sido lo siguiente.

Domingo 28 de diciembre. Arcos iris en el asfalto : el carnaval puso a disposición de grandes y pequeños la calle de El Colorado para que se pudiera pintar y dibujar sobre ella, dando rienda suelta a la imaginación.

Lunes 29 de diciembre. El público pudo asistir a un concierto, marcado por la añoranza, con música romántica de los años 60 y 70.

Martes 30 de diciembre. La plaza de Nariño fue el escenario de una serenata dedicada a la ciudad de Pasto. La ejecución estuvo a cargo de varios tríos musicales, de diferentes procedencias.

Miércoles 31 de diciembre. Fue el desfile de Años Viejos, muñecos hechos con trapos viejos, serrín y papel, que representan personajes de la vida pública o de situaciones sociales, siempre en clave humorística o irónica. Los portaban pequeñas carrozas. A medianoche todos fueron quemados, como manda la tradición.

El último día del año también fue testigo del acostumbrado desfile de carros antiguos.

Viernes 2 de enero. Ofrenda a la Virgen de La Mercedes, venerada imagen, considerada como la generala de la ciudad, a partir de una disposición del Cabildo de Pasto del 10 de abril de 1815.

Sábado 3 de enero. Día que protagonizó el Carnavalito : desfile de comparsas infantiles amenizado con flautas dulces y tambores. Una delicia para los más pequeños y uno de los actos más entrañables del Carnaval de Negros y Blancos.

Domingo 4 de enero. Día en el que se recordó, con decenas de estampas en vivo y murgas, la llegada a Pasto de una variopinta familia campesina procedente de El Encanto, el 4 de enero de 1928. Iba camino del cercano santuario de Las Lajas y traía consigo no solo maletas y baúles, sino todo tipo de cachivaches, animales, ollas para cocinar, alimentos de todo tipo y una abuela extravagante. Más de mil personas participaron en el desfile.

Lunes 5 de enero. Día de Negros. Se conmemoró el día libre otorgado a los esclavos negros en tiempos de la Colonia. Todo el mundo se pintó de negro. La reina del carnaval recorrió la ciudad en una caravana repartiendo cosméticos e invitando a participar en la fiesta.

Martes 6 de enero. Día de Blancos. Todos los participantes en las fiestas se pintaron de blanco con talco o cosméticos. Como gran acontecimiento, el Gran Desfile de 7 km de largo con carrozas y comparsas pletóricas de un destacado oficio artesanal y una desbordante imaginación.

La edición de 2015 del Carnaval de Negros y Blancos ha sido todo un éxito. Desde ahora mismo los responsables de esta fiesta popular han comenzado a trabajar para la próxima convocatoria. Les desamos suerte.